Formación en drenaje linfático

0 Flares 0 Flares ×

La formación en drenaje linfático manual corresponde la técnica que se realiza con las manos a través de movimientos suaves, repetitivos y lentos que favorezcan la circulación linfática, sanado las inflamaciones y liberando las retenciones de líquidos. Este tipo de masaje permite el fortalecimiento del sistema inmune y es muy beneficioso para el sistema nervioso, además de mejorar dolencias y afecciones generales.

Durante la formación en este tipo de terapia se estudian las técnicas y movimientos del masaje, el cual debe realizarse en la dirección correcta, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, limpiando zonas congestionadas, donde se requiere de mucha precisión en cada paciente, ya que las necesidades y los cuerpos no son iguales, cada trato debe ser evaluado con detenimiento y personalizado.

El drenaje linfático está contraindicado en los casos de inflamaciones agudas, infecciones agudas, edemas por insuficiencia cardíaca, flebitis, asma, cáncer, hipertiroidismo, etc. Pero sus beneficios corresponden a la depuración del organismo, mejora la circulación, baja la presión sanguínea, estimula la función renal, estimula el sistema inmune, tiene un efecto sedante en el sistema nervioso, entre otros.

La formación debe corresponder a su aplicación en cada patología y el repaso anatómico y fisiología del sistema linfático. Las aplicaciones específicas, los tipos de pacientes y sus complicaciones. La realidad es que este tipo de terapia debe ser aplicada por un profesional del área, con destreza, intuición y precisión para los masajes que son muy lentos, repetitivos y suaves, siempre siguiendo la dirección de los conductos linfáticos. Por eso, la formación en este aspecto deberá ser completa y aplicada, con temario y contenido teórico y práctico.

Este tipo de tratamiento no requiere de tener una patología o afección para ser aplicada, es un beneficio en cualquier circunstancia, es un calmante y ayuda a eliminar el estrés o las tensiones acumulados en el organismo. Su principal aplicación es en los casos de retención de líquidos, pero también se aplica para adelgazar, celulitis, flacidez, arrugas o para tratar el acné.

Esther R.

 

Comments

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×